Derechos de la mujer ante la existencia de maltrato o violencia de género

 

Derechos de la mujer ante la existencia de maltrato o violencia de género en Holanda

Existen muchas maneras de ser víctimas de violencia de género, según las estadísticas formales no solo en Holanda, sino el resto de la Unión Europea, cada vez son más frecuentes las denuncias a maltratadores. Sin embargo, la cantidad de casos supera cualquier expectativa, porque muchos de ellos no son denunciados formalmente, poniendo así una barrera a las autoridades para poder hacer algo al respecto.

Es importante señalar que cuando las mujeres (quienes son las principales víctimas en número y desventajas sobre todo físicas) salen de sus países y emigran a otro, no solo lejano, sino ajeno a sus costumbres, cultura, familia, idioma, etc. Se encuentran en una situación de vulnerabilidad que tal vez no experimentó antes, sin amigos o alguien cercano a quien acudir en caso de que su príncipe azul, se decolore al pasar de los días, al verla sola, sin conocimientos de nada y sin manejar el idioma, y se convierta en un gnomo gris y peludo al que jamás vieron venir.

No estamos diciendo que esto es lo que va a ocurrir, solo que deben saber acerca de qué pasos seguir en caso de encontrarse inmersas en un caso de violencia doméstica o de género, valga acotar que la violencia hacia los niños o adultos mayores dentro de la casa, también son violencia doméstica y deben ser denunciados.

Empezaremos por enumerar los tipos de violencia:

VIOLENCIA FÍSICA: En este punto es importante señalar que no son solo los golpes fuertes, las palizas, las arrastradas por el cabello y las bofetadas. Que la pareja empuje, pellizque más fuerte de lo que sería un gesto de cariño, jaloneos por el brazo para forzar a entrar o salir de algún lugar, retener a la fuerza al encerrar bajo llave o amenaza o negarle la alimentación o hidratación, también es violencia física y repetimos, HA DE SER DENUNCIADA!

VIOLENCIA PSICOLÓGICA: Este es tal vez el tipo de violencia más difícil de reconocer, ya que hay muchos factores de tipo psicológico, social, cultural y emocional implícitos en este. Las agresiones de tipo psicológico pueden comenzar incluso en base a bromas basadas en faltas de respeto disfrazadas de chistes o juegos. El agresor busca anular el autoestima de la víctima, ridiculizándola incluso en público, haciéndola sentir inútil, burlándose de su aspecto físico e intelectual, menospreciando sus logros académicos o profesionales, convenciéndola de que vale poco o nada y de que es incapaz de salir adelante por sí misma. Incluso utiliza la manipulación emocional para convencer a la víctima de su absoluta responsabilidad cuando este se pone violento, le grita, la insulta, la asusta con golpes en la pared o arrojando algún objeto, con el fin de demostrar quién tiene la fuerza y a quien se le debe obediencia, limitar el libre tránsito al exigirle pruebas de donde está y con quien, no dejarle salir sola o trabajar, o limitarle el dinero para que no pueda hacer mucho o nada, también son violencia psicológica y HA DE SER DENUNCIADA!

VIOLENCIA SEXUAL: Aunque parezca muy evidente no lo es tanto, debido a que muchas mujeres no ven la violencia sexual como tal, porque ya están casadas y creen que el hombre puede estar con ellas sexualmente cuando el disponga. La realidad, legalmente hablando, es que nadie puede forzar a otra persona a tener relaciones sexuales sin su consentimiento, no importa si están casados o no, es igualmente considerado violación, por lo menos de este lado del mundo. En este punto entran también tocamientos, forzar a la víctima a exhibirse o prostituirse u obligarla a hacer prácticas sexuales que ella no desea. La violencia sexual HA DE SER DENUNCIADA!

VIOLENCIA SOCIAL: Mientras más alejada esté la víctima de cualquier entorno social, más fácil será para el victimario hacer lo que le plazca. La violencia social normalmente se presenta cuando la pareja aleja a la víctima, le coarta su libertad de socializar, incluso es frecuente que se llegue al punto en el que el maltratador aísla a la mujer incluso tecnológicamente hablando, de forma directa o no, es decir, puede quitarle o negarle el acceso a teléfono e internet de una forma clara y directa, como puede fingir que al vivir tan lejos no hay ese tipo de servicios, de esta manera tiene el control total de cualquier situación que pueda salirse de su control. No permite amigos (a menos que sean suyos y de mucha confianza, por ejemplo), ni visitas de parientes o cualquier persona que pueda ver lo que ocurre y hablar con la víctima o directamente denunciar ante las autoridades. La violencia social HA DE SER DENUNCIADA!

VIOLENCIA ECONÓMICA: Cuando el victimario es quien controla toda entrada y salida de dinero del hogar, incluso si la mujer trabaja, es el quien decide en que gastar el salario de ella, pudiendo llegar hasta el punto de manejarle las tarjetas del banco, chequeras y cualquier otro producto bancario o forzarla a transferirle a él, el salario mensual de ella porque es el quien lo maneja. La violencia económica HA DE SER DENUNCIADA!

En Holanda existen organismos y legislaciones que protegen contra la violencia de género y violencia doméstica. Pero como siempre comentamos en Fundación Anacaona, es importante que estemos enterados de las leyes y regulaciones que existen en este caso en Países Bajos.

Es importante acotar que ante cualquier evento de violencia física o sexual se debe acudir inmediatamente al hospital y/o llamar a la policía o a algún vecino y pedirle que por favor lo haga y no olvidar jamás pedir el parte médico y policial para poder tener pruebas tangibles de lo ocurrido, más adelante en caso de algún proceso legal solo las pruebas serán las que puedan ayudarle en el caso.

La violencia social, psicológica y económica son un poco más complicadas de demostrar, pero siempre hay instancias psicológicas a las que se puede acudir, pregúntele a su médico de cabecera o pídale ser remitido a asistencia psicológica o social.

No se preocupen si tienen miedo por perder su status migratorio o sustento económico, las leyes holandesas no la dejarán desamparada si Ud. sabe como actuar.

No hay mujer débil sino mal informada o manipulada, a veces lo que creemos es amor no es más que miedo.

Si Ud. se ve reflejada en cualquiera de estos diferentes tipos de violencia o conoce a alguien inmerso en ella, por favor no se quede de brazos cruzados y denuncie! Nadie sabe cuándo puede ser un familiar o persona cercana.

Fuentes:

Unicef.org

Lic. Almomte Leclerc

Fundación Anabella.org

Autor: Hajni Russa


Translate »